Recursos

Home/

Planificación de rutas

Para que una empresa de alquiler de sanitarios portátiles prospere y obtenga beneficios es fundamental planificar y gestionar las rutas de servicio. A continuación se presentan estrategias útiles para gestionar los distintos aspectos de la actividad.

Planificación efectiva de rutas

Con la colaboración del conductor, es posible planificar con antelación las rutas de servicio. Dado que los conductores conocen los flujos de tráfico y las distancias de conducción, conviene que intervengan en la planificación de rutas. Puesto que el mantenimiento de la mayoría de unidades se realiza semanalmente, cada conductor puede encargarse de 4 o 5 rutas.

Leer Más

Para establecer qué rutas son las más eficaces, tome un mapa de la zona y haga lo siguiente:

  1. Marque los puntos de descarga de residuos
    Debe haber al menos un punto de descarga de residuos adecuado en cada ruta. El conductor descargará los residuos al final de la ruta y, si es posible, a medio camino. Descargar el camión con más frecuencia:
    • Reduce el consumo de combustible
    • Permite utilizar vehículos más pequeños
    • Reduce los costes de mantenimiento de los camiones
  2. Marque cada unidad (establezca un código de colores para marcar las unidades que requieren varias operaciones de mantenimiento)
    Al establecer las rutas conviene aprovechar las ventajas de la concentración geográfica de unidades. Cuanto menor sea la distancia que debe cubrir el vehículo entre paradas de mantenimiento, más rentable será la ruta.
  3. Identifique las principales autopistas y calles
    Una ruta bien trazada permite evitar retrasos debido al tráfico y los atascos en horas punta. Cuanto menos tiempo consuma el conductor entre paradas, más rentable resultará la ruta.
  4. Identifique las barreras naturales (ríos, lagos, montañas, etc.)
    Para diseñar una buena ruta se deben tener en cuenta las barreras naturales. De este modo se evitan retrasos y trayectos demasiado largos.
  5. Establezca la distancia máxima que pueden cubrir los vehículos al día
    Para evitar el agotamiento del conductor y posibles accidentes, la distancia máxima que se debe cubrir al día debe ser de 400 kilómetros.
  6. Calcule el número de unidades que se pueden vaciar sin acudir al punto de descarga de residuos
    Por norma general un conductor puede vaciar entre 30 y 50 unidades al día.
  7. Marque el contorno de las rutas con gomas o hilos de distintos colores
    Existen dos sistemas básicos para trazar rutas:
    • Sistema de la rueda de carro: el conductor sale del taller y va pasando por todos los puntos de mantenimiento hasta llegar al último y vuelve al taller.
    • Sistema de araña: El conductor sale del taller y se dirige directamente a la zona en la que debe realizar el mantenimiento sin ir vaciando otras unidades por el camino. Una vez cubierta la zona, emprende el camino de vuelta.

Gestión de rutas

Dado que cada día se añaden nuevos puntos de entrega y recogida, las rutas cambian constantemente. Las siguientes orientaciones le ayudarán a gestionar sus rutas de forma más eficaz:

Leer Más
  1. Asigne conductores a las distintas rutas Resulta más eficaz que la misma persona cubra la misma ruta cada semana que asignar las rutas aleatoriamente. El conductor se familiariza con las calles, los desvíos y las condiciones de conducción de la zona.
  2. Establezca el método más eficaz para cubrir cada ruta Siempre es preferible que las rutas obedezcan a un patrón circular que en zig zag. No obstante, debe tenerse en cuenta la relación entre las distancias en kilómetros y el tiempo real de conducción. Conviene aprovechar los conocimientos de los conductores respecto al tiempo efectivo de conducción para trazar las rutas más eficaces.
  3. Defina el número de conductores y de rutas Para calcular el número de rutas se deben tener en cuenta las horas necesarias para realizar el mantenimiento a todas las unidades. A veces es preferible pagar una o dos horas extraordinarias que añadir una ruta o un conductor.
  4. Cuide las relaciones con los clientes Los clientes quieren una relación sin complicaciones con su empresa, es decir, un servicio de calidad constante y sin "sorpresas". Por este motivo conviene realizar el mantenimiento de cada ruta el mismo día de la semana, sin excepción. Es preciso elaborar un plan de contingencia para garantizar el mantenimiento de todas las unidades aunque un conductor enferme o esté de vacaciones o se averíe un camión.

Contactos